. Saltar al contenido

Tu primer empleo… es en serio

Terminaste los estudios y llegó el momento de lanzarte al mercado laboral. Los pasos básicos para conseguir tu primer empleo son muy similares a los que te contamos en Cómo empezar a buscar trabajo. Sin embargo, la importancia de estos pasos varía un poco. Además, deberás tener en cuenta ciertos aspectos antes de tomar decisiones que van a afectar al resto de tu carrera profesional y, por lo tanto, tu vida.

Tu primer empleo…serio: pasos para concretarlo

En este apartado, te vamos a enumerar y a describir una serie de pasos para que puedas hacer realidad el sueño de tener tu primero empleo serio. ¡Mucha atención! Acá van.

1. Reflexiona

Este es el primer paso y, en tu caso, es totalmente CLAVE. Los primeros trabajos suelen marcar la vida profesional de una persona, ya que es donde se empieza a tener experiencia y desde donde podrás empezar a progresar en tu plan de carrera. No te aconsejamos que te quedes con lo primero que surja, porque estás apurado. Se trata de una decisión muy importante.

¿Tienes claro en qué quieres trabajar y en qué empresa? Prepara un plan de carrera y describe en él tus características y habilidades profesionales, qué sector profesional te llama más la atención y/o qué tipo de tareas te gusta desempeñar. No te olvides de anotar ejemplos de organizaciones en las que te gustaría trabajar.

2. Prepárate

Lo normal es que empieces desempeñándote en trabajos de poca responsabilidad, pero muy importantes en la cadena de producción de un producto o servicio. En esta época ya no tienen a nadie sacando fotocopias ni sirviendo cafés, pero según el sector y tu nivel de preparación, deberías averiguar cuáles serán tus tareas iniciales. Prepárate y adelanta algo de experiencia, aunque sea aprendiéndolas de manera autodidacta a través de tutoriales de Internet.

3. Prepara con ánimo tu CV

Tu currículum es la clave que te ayudará a conseguir un empleo. Es el pase que te asegura el éxito en la entrevista con la empresa que necesita contratar a una persona como tu. Pero para que funcione, debe estar hecho correctamente. Es necesario que esté bien estructurado, que sea claro, creíble y que se ajuste a lo que se solicita en la oferta de trabajo correspondiente. Es por este último motivo, que te aconsejamos que lo adaptes a cada una de las ofertas laborales a las que quieras postular. Revisa las bases para preparar un buen CV.

4. Escribe una carta de presentación base que puedas adaptar para cada postulación

Repasa los consejos básicos para preparar la carta de presentación, una parte importantísima dentro de tu estrategia para buscar empleo.

5. Trabaja y fortalece tus contactos y redes sociales

Hoy en día, imprimir cientos de CV y llevarlos personalmente a cada una de las empresas en las que se quiere trabajar es un atraso, un error. ¡Atina! Estamos en el siglo XXI; las cosas han cambiado. Conoce estos consejos sobre cómo utilizar las redes sociales y tu red de contactos para ayudarte en la búsqueda de empleo.

6. Los portales de empleo son tus aliados

La probabilidad más alta de encontrar una oferta de trabajo que se ajuste a tu perfil está en los portales de empleo, como TrabajosenPeru, el portal líder de América Latina. Si no sabes cómo, lee atentamente nuestros consejos para encontrar tu trabajo soñado mediante un portal de empleo.

7. Sé organizado

El buen buscador de trabajo es una persona proactiva, perseverante, paciente y, sobre todo, metódica: haz una lista (o varias), y descubre de qué manera pueden ayudarte las listas en tu búsqueda de empleo.

8. Practica la entrevista

Ha llegado el momento en que te suena el teléfono o llega un mail a tu bandeja de entrada, donde te preguntan cuándo puedes asistir a una entrevista. Ya sabes que se trata del principio de lo que puede ser la recta final. Lee las recomendaciones que te damos para preparar bien la primera entrevista de trabajo.

9. Repasa tu inglés, si has dicho que lo hablas

El inglés (o cualquier otro idioma) puede convertirse en un requisito para ser seleccionado para un puesto de trabajo. Incluso, en muchas ocasiones, se convierte en una herramienta de filtro de selección. Si este es tu caso, llega a la entrevista con las tareas hechas. Hasta podría resultar que te la hagan en el idioma que solicitaban como “imprescindible”: prepara tu entrevista en inglés.

10. Elige el día adecuado

Hay días mejores que otros para enviar tu currículum. Descubre el mejor día de la semana para buscar trabajo.

11. Confía en ti mismo y no te estreses

Tu verdadero primer trabajo será… buscar trabajo. Tómatelo como una experiencia donde aprenderás a gestionar la paciencia, el estrés y, sobre todo, la confianza en ti mismo. No nos cansamos de repetírtelo: para conseguir con éxito esta meta la clave es la confianza y, muy ligada a ella, el grado de autoestima. Explora diferentes maneras de mantener la calma durante la búsqueda de empleo.

12. Sé innovador

La búsqueda del primer empleo tiene una elevada competencia. Los candidatos no tienen grandes opciones para distinguirse unos de otros, así que lo mejor es que seas un poquito innovador para mantenerte en el recuerdo de la persona que va a dedicar seis segundos a ver tu CV y va a decidir en 60 segundos si te descarta o no. Pero ojo, ¡tampoco te excedas! La idea no es que se asusten y prescindan de ti.

13. Disfruta con la búsqueda; las cosas buenas llevan su tiempo

Imagínate que te contratan en cada uno de los trabajos a los que te estás postulando. ¿Cómo te ves en ellos? ¿Te ilusionan? ¿Te verías en el mismo sitio dentro de unos años? Este ejercicio te puede ayudar también a afinar el plan de carrera que preparaste en el primer punto, y a tener un pequeño panorama de lo que podría ser trabajar en una u otra empresa.

14. Tu primer día

¿Lo conseguiste? ¡Genial! Ahora, una pausa de reflexión: el primer día se trata de aprender, de detectar cómo son las personas que te rodean y cómo hacerles la vida más fácil. Acuérdate de cómo iba vestida la persona que te entrevistó y cómo iba la gente a la oficina (sobre todo los de tu edad). Esa observación te podrá dar una pista para saber cómo conviene vestirte. Si eres una persona tímida, trabaja esta característica para transformarla.

En cuanto puedas establecer una relación de confianza con alguien de la oficina, tu vida y tu trabajo serán más fáciles.

Un consejo ultra valioso: no critiques a nadie hasta que termine el contrato y, si alguien habla mal de un tercero en tu presencia, es mejor que no des tu opinión. De esta forma, seguro que generarás mayor confianza entre tus compañeros de trabajo. La actitud sí importa, porque influye en lo que van a pensar de ti tus compañeros de trabajo. Sonreír y ser servicial no cuesta nada, igual que aprender a decir que no, también con una sonrisa, si es necesario.

De este modo llegamos al final de este artículo sobre tu primer empleo en serio. Puedes seguir leyendo  otro de los tantos artículos del blog de Trabajosenperu o revisar las ofertas de empleo que tenemos ahora disponibles.